El conocimiento de la estructura de la situación dramática nos permite, como actores, interpretar de manera lógica y fiel cualquier tipo de personaje.

Partimos de la idea de que un personaje no es nada en sí mismo si no tiene una situación que vivir y, dado que tenemos que reflejar personajes verosímiles como en la vida, hay que conocer las situaciones tal y como las conocemos en la vida.

-Para ello se proporcionarán las herramientas necesarias para entender y analizar una situación dramática.

-Encontrar los propios recursos expresivos a través de la estructura de la situación dramática, para poder después prestárselos a los múltiples personajes que podemos interpretar.

-Aprender a desprenderse de los prejuicios acerca de los personajes y descubrir los caminos necesarios para encontrar los personajes más temidos.

Todo el trabajo está enfocado a lo lúdico. El juego es la primera base de la interpretación, un actor que juega es un actor que interpreta.

Estructuralmente, el curso contendrá una primera parte teórica y una segunda práctica que se organizará en función del grupo.

Share